EFE

  • Tercera medalla para España en los Juegos Paralímpicos de Sochi.
  • Esta prueba debió celebrarse el pasado martes, pero las malas condiciones climatológicas por la niebla, obligaron a suspender la prueba a este viernes.
  • Santacana logra las otras dos medallas para la delegación española.

Gorce

El esquiador Gabriel Gorce y su guía Arnau Ferrer consiguieron la tercera medalla para España en los Juegos Paralímpicos de Invierno de Sochi, al conquistar el bronce en la prueba de supercombinada celebrada en el centro alpino de Rosa Khutor.

Esta prueba debió celebrarse el pasado martes, pero las malas condiciones climatológicas por la niebla, obligaron a suspender la primera manga de supergigante, que se disputó este viernes, y solo se celebró la de eslalon.

El español, que afrontaba la jornada en la segunda plaza provisional, marcó el tercer mejor tiempo en el súper gigante, lo que valió para conseguir el bronce con un tiempo de 2.20.36 minutos, a 4.49 segundos del ruso Valerii Redkozubov (oro) y 1.51 segundos del estadounidense Mark Bathum (plata).








EFE

  • Fue descalificada el martes en el eslalon de la supercombinada
  • En su debut en Sochi se cayó al tomar la salida en el supergigante.

María José Pueyo

La esquiadora española Úrsula Pueyo ha sido descalificada de la prueba de eslalon de pie, en los Juegos Paralímpicos de invierno de Sochi 2014, tras sufrir un caída en la primera manga.

La prueba, que estaba previsto que se disputase el viernes, se adelantó a la jornada de este miércoles debido a las adversas condiciones climatológicas, y aún así sufrió un retraso de media hora en su inicio.

Si el martes fue la niebla la que provocó la alteración de los horarios de las pruebas alpinas, este miércoles fue la nieve la que hizo su aparición en el centro alpino de Rosa Khutor.

Bajo una ligera nevada comenzó finalmente la prueba en la que la esquiadora mallorquina tenía depositada más esperanzas, pero de nuevo el infortunio se cebó con ella de nuevo y sufrió una caída que le dejó fuera de concurso.

Pueyo fue descalificada el martes por los jueces tras saltarse una puerta en la manga de eslalon de la supercombinada y en su debut en Sochi se cayó al tomar la salida en el supergigante.

La esquiadora, única representante de la delegación española que competía en la jornada de este miércoles, intentará resarcirse el próximo domingo en la prueba de gigante, última en la que participa en estos Juegos.

La gran sorpresa de la jornada alpina en el eslalon fue la descalificación de la gran favorita, la francesa Marie Bochet, que se quedó sin la posibilidad de lograr su objetivo de repetir los cinco oros logrados en los Mundiales celebrados en La Molina.








EFE

  • El esquiador Mikhaylo Tkachenko fue recibido con una sonora ovación por el público del estadio olímpico de Fisht.
  • Se había rumoreado con que Ucrania boicoteara los Juegos, pero finalmente su decisión fue sólo presentar a uno de sus 23 atletas en la inaguración.

Mikhaylo Tkachenko, abanderado ucraniano

La delegación ucraniana que participa en los undécimos Juegos Paralímpicos de invierno, que se celebran en la localidad rusa de Sochi, solo contó con la presencia de su abanderado en la ceremonia de apertura que se celebró en estadio olímpico de Fisht.

El esquiador Mikhaylo Tkachenko fue el único de los 23 deportistas ucranianos que conforman la delegación del país que apareció en el estadio.

Desde las gradas se recibió con una fuerte ovación cuando desde megafonía se anunció el nombre de Ucrania, instantes antes de que Tkachenko hiciera su aparición.

Durante la jornada del viernes se había especulado con la posibilidad de que Ucrania boicoteara estos Juegos por el conflicto que mantiene con Rusia por la provincia de Crimea. Finalmente, Ucrania anunció en una rueda de prensa que participaría en Sochi, aunque decidió solo presentar a su abanderado en la ceremonia de apertura








EFE

  • Ganó la prueba de descenso para discapacitados visuales de la clase B-2, acompañado por su guía Miguel Galindo.
  • La plata fue para el eslovaco Haraus y el bronce para el canadiense Marcoux.
  • El madrileño Gabriel Gorce acabó séptimo en la misma prueba.
  • Santacana ya había logrado el oro en la misma prueba en los anteriores Juegos, en Vancouver.

Jon Santacana, medallista

El esquiador español Jon Santacana, con su guía Miguel Galindo, logró la medalla de oro en la prueba de descenso para discapacitados visuales de clase B-2 de los Juegos Paralímpicos de Sochi, que se ha celebrado en el centro alpino de Rosa Khutor.

Santacana marcó un mejor tiempo de 1.21.76 y el podio lo completaron el eslovaco Miroslav Haraus, plata, y el canadiense Marc Marcoux. El madrileño Gabriel Gorce, que también compitió en descenso, acabó en la séptima posición.

El abanderado español en Sochi consiguió su séptima medalla en su cuarta partición en unos Juegos Paralímpicos de invierno y revalidó el oro conseguido hace cuatro años en Vancouver.

Santacana, que regresó a la competición a finales de febrero tras recuperarse de una operación en el tendón de Aquiles que le mantuvo algo más de cuatro meses de baja, ha conseguido llevarse la presea en la primera de las cinco pruebas de esquí alpino en las que va a participar Sochi








AGENCIAS

  • “Nunca había habido tanto potencial en cuanto a número de deportistas y todos ellos han demostrado que estaban en la línea de la expectativa creada”.
  • Roldan, presidente de la RFEDI, apuesta por “diseñar un período de trabajo de cuatro años” de cara a los coreanos Juegos Olímpicos de Pyeongchang.
  • “Hemos tenido una clara falta de recursos para desarrollar los programas que necesitan los deportes; los buenos resultados son mérito de los deportistas”.

El vasco Lucas Eguibar y la catalana Queralt Castellet

En el panorama español los deportes olímpicos invernales dependen desde hace ocho años de dos ámbitos federativos próximos pero independientes. Por un lado, la Federación Española de Deportes de Invierno (RFEDI), con Eduardo Roldán al frente, y por otro con la Federación Española de Deportes de Hielo (RFDH) que preside María Teresa Samaranch. “Fue una separación idónea, porque permitió a sus diferentes disciplinas tener una atención específica”, comenta Samaranch. En pleno balance de los réditos dejados por los Juegos de Sochi, tanto Roldán como Samaranch destacaron el buen nivel estatal pese a la ausencia de medallas y apostaron por la potenciación de un plan a largo plazo.

“Los Juegos de Sochi no han sido un triunfo en cuanto a medallas”, admite Roldán; “pero sí evidencian que los deportes de invierno tienen presente y, sobre todo, futuro. Nunca había habido tanto potencial en cuanto a número de deportistas. Se veían cuatro posibles buenísimos resultados con Queralt Castellet, con Lucas Eguibar, con Carolina Ruiz y con Javier Fernández y todos ellos han demostrado que estaban en la línea de la expectativa creada“. Inesperado y destacado fue el décimo puesto conseguido por la fondista Laura Orgué, a quien Roldán situó “entre las monstruos del esquí de fondo mundial”, en la prueba de 30 kilómetros con salida en masa. También apostó por la granadina Victoria Padial como “referente” del nuevo equipo español de biatlón.

Con estos resultados como pretexto, el presidente de la RFEDI apostó por “diseñar un período de trabajo de cuatro años” para que en 2018, coincidiendo con los Juegos Olímpicos de Pyeongchang (Corea), “España sea una potencia mayor en número y en posibilidades de éxito”. Para ello, la RFEDI trabaja ya en la búsqueda de nuevos patrocinios y ayudas externas que puedan dar respuesta a las “necesidades objetivas” de los deportistas.

Una objetiva falta de recursos

“Objetivamente y vistos los recursos, hemos tenido una clara falta de recursos para desarrollar los programas que necesitan los diferentes deportes, por lo que los buenos resultados objetivos en Sochi son mérito primeramente de los deportistas, sus técnicos, el equipo directivo de la RFEDI y todos aquellos que nos apoyan con las marcas del ‘pool’ y patrocinadores”, aseguró Roldán. Queralt Castellet, que brilló en la calificación olímpica de ‘halfpipe’, se mostró “muy agradecida por el soporte” que ha “notado por parte de todos” durante Sochi 2014.

“Lo que más echo de menos y lo primero que me gustaría es que llegase la posibilidad de entrenarme cerca de casa. Es la primera desventaja y donde quiero trabajar más. El ‘halfpipe’ es difícil porque no es un deporte popular en España, a ver si alguna estación puede tener un lugar para entrenarnos. Sé que hay montañas en el sur, en el norte y no voy a decir dónde la quiero, pero es lo que me gustaría”, reclamó una deportistas itinerante que busca los medios en Nueva Zelanda o Estados Unidos.

Su compañero de selección Lucas Eguibar, ganador de un diploma olímpico en Rusia en la modalidad de ‘boardercross’, se alineó con la catalana y subrayó que “unas instalaciones en casa serían primordiales” porque “tener que ir a Austria o Suiza cada pretemporada es un palo“. “Esta pretemporada solo hemos entrenado doce días de nieve y doce días de físico, que es poquísimo. En mi deporte nos jugamos la vida, ya se vio en Sochi, que era un circuito muy peligroso. Laro Herrero, Regino Hernández y yo somos muy jóvenes, tenemos un gran futuro por delante y si entrenamos bien, todavía más. Pedimos que se nos tome en serio”, apunto citando a sus compañeros de equipo. El vicepresidente federativo y presidente de la Federación Catalana, Óscar Cruz, aclaró que España tiene “dos de los mejores ‘halfpipes’ de Europa en La Molina y Sierra Nevada”, pero que “una cosa es tener la construcción y otra poderla mantener y encontrar los recursos porque son instalaciones muy costosas”. “La situación económica del país es la que es y debemos tenerlo claro”, pidió.








EFE

  • Los Juegos de Invierno de Sochi, los más caros jamás organizados, han sido la cita invernal más compacta y también la más benigna en cuanto a clima.
  • La próxima edición tendrá lugar en 2018 en PyeongChang, urbe de Corea del Sur que había fracasado en sus apuestas por los juegos de 2010 y 2014.

Juegos de Sochi

Los Juegos Olímpicos de Sochi que fueron clausurados este domingo han sido los más caros jamás organizados, pero también los más compactos y, dentro de todos los Juegos de Invierno, los de temperatura más cálida. Unos detalles que, por fuerza, harán de la próxima edición, PyeongChang 2018, una cita distinta en muchos aspectos. Estas son algunas de las diferencias previsibles entre Sochi 2014 y PyeongChang 2018:

El país organizador no ganará el medallero

Rusia se ha impuesto en el medallero de Sochi 2014, como Canadá lo hizo en Vancouver 2010. Pero la racha triunfal de los países organizadores llegará a su fin en PyeongChang, teniendo en cuenta que los deportistas surcoreanos sólo son históricamente dominadores en una disciplina, el patinaje en pista corta. Por mucho que mejoren en otros deportes, no será suficiente.

Adiós a Ole Einar Bjoerndalen

Ole Einar Bjoerndalen, el noruego que ha batido en Sochi el récord de medallas en Juegos de Invierno al llegar a las trece, considera que es el momento de decir ‘basta’. Colgará los esquís en cuanto concluya la actual Copa del Mundo de biatlón, en la que quedan tres pruebas pendientes. Bjoerndalen tiene 40 años y sus primeros Juegos fueron los de Nagano 1998. Acudirá a PyeongChang como miembro del COI, pero se le echará de menos sobre las pistas.

Vuelta al frío

Como en Sochi, las instalaciones de PyeongChang estarán divididas en dos zonas, la de costa y la de montaña. Pero ambas estarán lejos de alcanzar las altas temperaturas registradas en las estaciones de Krásnaya Poliana, que algún día llevaron a los fondistas a competir en tirantes. Ni siquiera en la zona marítima de Gangneung suelen registrarse temperaturas muy por encima de cero.

Instalaciones más distantes

Pese a una razonable concentración, la cercanía entre las instalaciones de hielo en Gangneung no será tanta como en Sochi, donde lo más cómodo era caminar entre unas y otras. Las estaciones de montaña están a unos 40 kilómetros., pero subdivididas en cuatro áreas: Alpensia, Yongpyong, Jeongseon Jungbong y Bokwang. Además, el aeropuerto de referencia para viajar a los Juegos será el de Seúl, a 180 kms.

La inversión vuelve a cifras razonables

Rusia se ha gastado 50.000 millones de dólares en los Juegos, bien en su organización, bien en la creación de nuevas infraestructuras de transporte, de comunicaciones o turísticas que quedarán para la posteridad. No tenía una sola instalación deportiva cuando recibió el encargo de organizar los Juegos. PyeongChang dispone ya de seis instalaciones de nieve y una de hielo y tiene previsto gastarse ‘sólo’ unos 9.000 millones de dólares, 4.000 de ellos en un tren de alta velocidad a Seúl.

Probable participación de los deportistas de Corea del Norte

Ningún deportista de Corea del Norte obtuvo la clasificación para los Juegos de Sochi, ni tampoco una invitación por parte de alguna Federación Internacional. Con los Juegos de 2018 a 80 kilómetros de distancia, es de esperar que los atletas norcoreanos hagan un esfuerzo extra. El presidente del Comité Organizador de PyeongChang, Kim Jin-Sun, ha dicho que sería “muy bueno” que sus vecinos estuvieran en los Juegos. Tienen la bienvenida, por tanto, garantizada.








EFE

  • Encabeza el medallero de los Juegos, con 33 metales.
  • “Los resultados de nuestro equipo demuestran que ya hemos dejado atrás la peor época en la historia del deporte ruso”, afirma el presidente Vladímir Putin.
  • Se da la enhorabuena por la organización de estos polémicos Juegos.
  • Alejandro Blanco: “En Pyeongchang habrá medallas españolas”.

Sochi

Rusia presume de haber recuperado el título de mayor deportiva invernal, que este país perdió tras la caída de la Unión Soviética, al encabezar el medallero de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi que se clausuraron el domingo.

“Los resultados de nuestro equipo demuestran que ya hemos dejado atrás la peor época en la historia del deporte ruso“, afirmó el presidente ruso, Vladímir Putin, considerado el gran triunfador de los Juegos a ojos de los rusos y la comunidad internacional.

Todo era malos augurios en vísperas del arranque de los Juegos, pero Rusia logró espantar todos los fantasmas y organizar una exitosa cita, tanto desde el punto de vista organizativo como deportivo.

Con la excepción de las altas temperaturas, lo que obligó a cancelar alguna competición por falta de visibilidad, todo el mundo quedó contento con el parque olímpico, las pistas, los pabellones y los voluntarios.

Y lo que es más importante, los aficionados de 126 países que visitaron el balneario de Sochi (mar Negro) descubrieron una Rusia abierta y cálida, muy lejana de su fama de huraña y poco hospitalaria que le acompaña desde tiempo inmemorial.

“No estaba de más demostrar a todo el mundo que somos un país bondadoso, un país que sabe tratar a sus invitados y organizar una fiesta no sólo para si misma, sino para todos los amantes del deporte en el mundo”, subrayó Putin.

Sin duda, la culminación de cualquier acontecimiento deportivo es el medallero y Rusia demostró que ha dejado ya atrás el agujero negro que supuso la desaparición de la URSS y la obsolescencia de sus sistemas de entrenamiento.

La inversión de grandes cantidades de dinero, la contratación de contrastados técnicos extranjeros y la concesión de la ciudadanía a varios deportistas, en particular el surcoreano An y el estadounidense Wilde, que le granjearon 5 medallas de oro, fueron garantía de éxito.

Rusia encabezó el medallero con 33 metales, 13 de oro, 11 de plata y 9 de bronce, el doble que en Vancouver (15), que fue el punto más bajo del deporte invernal ruso, por 26 medallas (11 oros) del segundo clasificado, Noruega, y 25 del tercero, Canadá (10 oros), mientras EEUU quedó relegado al cuarto lugar con 28 (9 oros).

“Logramos medallas en disciplinas en la que nuestros deportistas hacía mucho tiempo o nunca habían subido al pedestal”, destacó Putin.

Un récord impensable

De esta forma, Rusia logró lo impensable e igualó el récord de oros logrado por la antigua Unión Soviética en los Juegos de Insbruck (1976).

El líder ruso puede estar de enhorabuena, ya que las extraordinarias medidas de seguridad abortaron no sólo los atentados terroristas, sino también cualquier protesta antigubernamental que empañara los Juegos.

A fe que algunos lo intentaron, como las famosas integrantes del grupo punk Pussy Riot, Nadezhda Tolokónnikova y María Aliójina, que intentaron escenificar otra plegaria punk: “Putin nos enseñará a amar a la patria”.

En varias ocasiones, intentaron atraer atención mediática a sus demandas, pero, aunque fueron detenidas e incluso atacadas por los cosacos, los medios internacionales estaban centrados en la competición, lo que acalló sus protestas.

Ningún deportista llegó finalmente a saltarse las reglas del COI, que había advertido contra las acciones de activismo político, y ni siquiera hay que destacar gesto alguno con el arco iris, símbolo del movimiento homosexual.

La única excepción fue la exdiputada italiana Vladímir Luxuria, conocida defensora de los derechos de los transexuales, que se paseó por el parque olímpico vestida de arco iris y con una gran peluca mientras gritaba “Ser gay es ok”.

Ahora, Rusia no se puede quedar de brazos cruzados, ya que el próximo proyecto es aún más ambicioso: la Copa Mundial de Fútbol de 2018.

Putin quiere utilizar el Mundial como símbolo del nuevo desarrollismo ruso, cuyo objetivo es convertir a este país en una potencia líder no sólo deportiva, sino también económica para 2020.








EFE

  • El COI le comunica a la Federación Alemana que un miembro de su equipo nacional en los Juegos de Invierno ha dado positivo en un control antidopaje.
  • El organismo no desvela el nombre del deportista.

Sochi

La Federación Olímpica Alemana (DOSB) informó de que el Comité Olímpico Internacional (COI) le ha comunicado que un miembro de su equipo nacional en los Juegos de Invierno de Sochi ha dado positivo en un control antidopaje.

Se trata del primer caso de dopaje reportado hasta el momento en estos Juegos, que comenzaron hace dos semanas en esta localidad rusa.

El DOSB fue informado el jueves por la noche de que el primer análisis o “prueba A de un integrante del equipo olímpico alemán ha dado un resultado adverso”, asegura el comunicado, que no desvela el nombre del deportista.

Está previsto que el contraanálisis, o prueba B, se realice a lo largo del día de hoy.

Asimismo, tendrá lugar una reunión del comité de disciplina del COI, al término de la cual está previsto que el responsable de la misión en Sochi dé cuenta de la decisión final del COI con respecto a este caso.

Alemania es en la actualidad el tercer país que más medallas ha logrado en los Juegos, con 16, por detrás tan solo Noruega y Estados Unidos.

El medallero germano acumula ya en estos Juegos ocho oros, cuatro platas y cuatro bronces, lejos aún de los 30 metales que aspira a lograr el equipo alemán.








EFE

  • La esquiadora responsabiliza a su gobierno de la violencia en Kiev y no quiere seguir representándolo en los Juegos de Sochi.
  • Está muy enojada con las actuaciones de las fuerzas del orden contra la oposición en la plaza Maidan de la capital ucraniana.

La esquiadora ucraniana Bogdana Mazozka

La esquiadora alpina ucraniana Bogdana Mazozka renunció a disputar el eslalon de los Juegos Olímpicos de Sochi (Rusia), en señal de protesta contra el gobierno de su país, al que responsabiliza del baño de sangre en Kiev. Así lo indica el diario Kiev Post, que se hace eco de los comentarios en la red social Facebook de Mazozka y de su padre y cuya información recoge la página austriaca ORF.

Mazozka responsabiliza al presidente Viktor Janukovich por la violenta represión policial, que se ha incrementado durante las últimas semanas, y no quiere seguir representando a su país en Sochi, explica la página del ORF, que comenta que la esquiadora está muy enojada con las actuaciones de las fuerzas del orden contra la oposición en la plaza Maidan de la capital ucraniana.

En solidaridad con los luchadores en las barricadas de la plaza Maidan y como protesta contra las acciones criminales contra los manifestantes y contra la irresponsabilidad del presidente y de su gobierno, dejaremos de competir en los Juegos Olímpicos de Sochi“, explican Mazozka y su padre.

La ucraniana había sido vigésima sexta en la supercombinada y vigésima séptima en el supergigante, pruebas disputadas en Krásnaya Poliana, donde este vierntes tendrá lugar el eslalon, la última carrera femenina de esquí alpino.








EFE

  • El español se cayó en la semifinal, por lo que al no entrar en la Gran final, reservada a los mejores seis.
  • En la final pequeña sí logró la victoria.
  • Toda la información de los Juegos de Sochi.

Snowboard

El guipuzcoano Lucas Eguibar, campeón del mundo júnior de ‘boardercross’ acabó en un meritorio séptimo puesto la prueba de esa disciplina de snowboard de los Juegos Olímpicos de Sochi, disputada en el Extreme Park de Rosa Khutor.

Eguibar, que acaba de cumplir veinte años y que en enero fue segundo en la prueba de la Copa del Mundo que se disputó en Vallnord (Andorra), se cayó en la semifinal, por lo que al no entrar en la Gran final, reservada a los mejores seis, se tuvo que conformar con disputar la final pequeña, que dilucidaba los puestos del séptimo al duodécimo.

‘Luki’, debutante en unos Juegos Olímpicos, que había acabado en primera posición en las rondas de octavos y de cuartos también fue el mejor en la final pequeña —que no pudo disputar el italiano Omar Visintin, lesionado en la semifinal y que salió del circuito en camilla—, por lo que obtuvo la séptima plaza final, en su primera cita olímpica.

Francés Pierre Vaultier, campeón olímpico

El francés Pierre Vaultier se proclamó campeón olímpico de ‘boardercross’ de snowboard de los Juegos.

Vaultier, de 26 años, ganó la Gran final, reservada a los mejores seis, y se colgó al pecho el oro, tras relegar a la segunda posición al ruso Nikolay Olyunin.

El francés sucede en el historial olímpico de la prueba al estadounidense Seth Wescott, que capturó oros en las dos primeras competiciones de boardercross en Juegos, las de Turín’06 (Italia) y Vancouver’10 (Canadá).

Tercero y medallista de bronce fue el estadounidense Alex Deibold.








12345...